Pan de Huevo

2018.03.26

(audio disponible al final del artículo) ¿Cómo anclaron ustedes a este país de agua?, no lo sé; yo llegue con guitarra, medio perejil y con “cara e bala”; andaba ansioso sin saber por que…
Llegue y viví en el hogar de una familia que amo, me ayudaron, lograron que la guitarra rota sonara otra vez.
Anduve cachuo de todo, alumbraba mi caminar Radio Moscú y su programa “Escucha Chile”…
No era un aprendiz, era un veterano de la ausencia.
Mi creencia en este país solidario mantenia la misma estrutura Organica aprendida en los desiertos y salitreras, en la vida de su clase obrera, en las luchas politicas de los trabajadores chilenos.
Un saludo de agradecimiento a aquellos compañeros que la levantaron en terrenos alquilados con la forma y gracia de nuestra cultura y memoria politica.
Las necesidades eran enormes , se hizo de todo para cumplir nuestra tarea logistica… fue tanto el empeño que la empanada llego a ser parte de la Mesa Escandinava.

Heridas

2018.03.19

(Audio disponible al final del artículo) De alguna manera algunas heridas que dejo mi calendario, se fueron bajando en los andenes… gritaban, corrían, se escondían llorando entre maizales, chirimoyos, paredes y cerros, riachuelos, no hallaban “pá onde partir”.
Los adobes negros de hollín, los techos de cinc, el aroma del carbón, el olor a fruta, las moras por el suelo, los chañares, el damasco de tus labios, tu olor… en un parpadeo, también se bajó, me dejaron solo…
Otras, tenían miedo a todo, se agarrotaban a mi costilla, se olvidaban a mi cuerpo viejo, desaparecían en mis recovecos, en mis montañas, en mis sueños y venganzas interiores…
El miedo es feo, te emborracha.

¡Juicio!

2018.03.12

(Audio disponible al final del artículo) Años atrás, una amiga me regalo una mesa de centro, bonita la mesa…
Ando combativo, medio amargo y siempre caminando; de puro choro pinte la mesa; paso el tiempo, mis quehaceres, mi pensar pisaban callos; me querían doblar y volver a doblarme, hacerme chiquitito, tirarme en una esquina, dejarme como pucho olvidado.
Tenía que volver en guitarra, así empezo mi guerra, tenía que deshacer el nudo, volver casa…
Se acercaba el 8 de marzo y por cuestiones eticas andaba con “vinofobia”… El vino no tiene la culpa, la tienen aquellos como yo, que no saben amarlo.
Te amo vino.

Estas tierras que habito

2018.03.05

(audio disponible al final del artículo) “Los mapuches son una equivocación, no dejaron nada, no dejaran nada, son subindios, no son nuestros ancestros, llegaron a esas tierras como cualquier ladrón.
Esas tierras que habitan y destruyen no les pertenecen”…
Estás fueron las palabras, ideas expresadas por un periodista argentino… Un ser asqueroso, flaco en alma y dignidad, inmensamente gordo en grasa, en ignorancia y maldad…
Me asusta y me endemonio.
Desgraciadamente no son pesadillas ni comentarios aislados, al contrario, buscan justificar los contrapisos y continuar un “crimen de Estado y de gobierno” y culminar lo que empezo hace 482 años atrás, el invasor…

Comentando conmigo

2018.02.26

Hemos dicho que “Nueva Mayoría” es una instancia histórica… y claro que lo es.
Después de la estampida Castrense amparada por un apretón de mano y más o menos “aquí no ha pasado nada”, Nueva Mayoría ha sido y es, lo más relevante que le ha sucedido a mi paisito, en los últimos 45 años
Se hicieron reformas de tal magnitud que están incrustadas, formando un todo y para siempre, a la nacionalización del cobre, a la reforma agraria del gobierno de Salvador Allende.
Son los silabarios del pueblo.
Las reformas en el plano educacional, tributario, de salud, de género, social, la reforma agraria, la nacionalización del cobre, el medio litro de leche y la, Corporación de Fomento de la Producción, la Corfo, son conquistas del desarrollo integral de la clase trabajadora, de la clase obrera. 

El desarrollo al servicio del Imperio

2018.02.19

(audio disponible al final del artículo) Los países que componen la Unión Europea, el Imperio gringo se vienen cuestas abajo. vienen amarrados a una alud sangrienta, en su caída, tratan de agarrarse a todo lo que encuentran a su paso, a pesar de su caída, su poderío es incalculable.
Se van apoderándose de geografías ajenas, usurpan arrogantes, desesperados, pisoteando, manipulando, corrompiendo, trepando por cadáveres amontonadas, por gritería callejera ensucian las esperanzas de un pueblo que junto a sus organizaciones luchan por la dignidad de su pueblo…
Las grandes corporaciones, instancias que poseen la capacidad de elegir nuestro diario vivir se desinflan, por eso su furia descontrolada, astuta, moribunda, sangrienta…
La vida de este siglo es un cuento para hacer dormir al “Cuco”… Y el capital no puede dormir… se siente una bestia amenazada…

¡A juntar paja y arcilla!

paja

(audio disponible al final del artículo) Cuando uno se desparrama y continua la vida de otra manera, cuando nada es igual, cuando el respeto, el trabajo, ha sido fusilado, condenado y tienes que empezar de nuevo, con ojos en la espalda, tu corazón encadenado se transforma.
Tus días se hacen diferentes, la unidad, una chimenea, un motor, el mar, el agua, te suena enamorado… la guitarra te mira con hambre y frio…estás desparramado en decenas de geografías, juntarse para seguir dándole cuerpo a una idea protegida con la vida es muy “re” complicado…
Ya no es lo mismo…