No ando en mis cabales

(audio disponible al final del artículo) Yo no ando en mis cabales, no alcanzo a orearme y ya me dejan en oscuro. El andar lejos y saber de historias que no están en tus andenes, tampoco la reflexión de colectivos, su crítica y autocritica, este decir de ahora, me transforma en algo ajeno…Y eso me preocupa.
Mi conciencia de clase me puede preguntar de mis aceres y deberes, de mis derechos.En mi país de agua, Suecia existen aproximadamente 60 mil chilenos, de esos 60 mil, 30 mil son nacidos en Chile.Cuantos de ellos se cobijan en mi clase, en mi identidad de andar alquilando ajeno, con mis sueños, con la misma cicatriz…. No lo se.
Lo que sé, es que el grueso de esa cantidad, conmigo incluido fue derrotada, denigrada, herida a jirones, sin vida y enterrada a la mala. Marcados de por vida… Y, sobre todo, vencidos en un campo de batalla no desconocido, sabiendo que él enemigo era, es inmensamente poderoso, arropado maléficamente por el Imperio gringo y los señores colonialistas de Europa.Hoy, en este mismito momento estamos en un andén mellizo.

En México, la CELAC se la juega para dignificar una idea y ya aparecen cosas extrañas, Paraguay, por ejemplo.En mi paisito, la Convención y las elecciones. Y con esos enemigos que se asoman como moscas en la caca, no se puede jugar con chauchas, menos jugar a la pirinola…No quiero “pegarle a la perra” solamente recordar que, trabajar una fuerza propia es una pega enorme, primordial y hechicera… Obtener cerca de 700.000 votos en una primaria con dos alternativas y perder…y perder por lejos y avergonzado, al menos yo lo siento así, me llama a una reflexión.

Que instancia se ha quedado en el camino y por qué. Podemos hablar de amor, pero ese amor no lo determina el desojo de una margarita.Identificar al enemigo principal, calcular su poderío, calcular nuestra propia capacidad e incidencia en las masas populares, nos tiene que mandatar a buscar en los contornos a organizaciones que sientan y vean al mismo enemigo. Con ellos tenemos que murar una política de alianza.Una política de alianza que anuncie la diversidad, pero con un solo objetivo…En nuestro caso, salir triunfantes en todas las elecciones a disputar. De esa manera podemos terminar con una historia de hambre y un sistema político criminal, el Neoliberalismo.
El resultado electoral en la primaria de la izquierda nos mandata a seguir practicando nuestra lealtad y moral política.Actitud y forma de ser jamás quebrada. Combatir como un solo cuerpo en Apruebo Dignidad.También nos susurra viajar por nuestra propia fuerza propia. Fuerza propia que no significa solamente los votos obtenidos. ¡Dios me guarde!. Tiene que ver con el termómetro social.Lo que somos realmente en el mundo social, no olvidando nunca que hemos nacido de las contracciones de las inmensas movilizaciones sociales del mundo entero.
Es doliente fundamentar lo que digo con la Masacre de obreros en la Escuela Santa María, de nombrar a Ramona Parra, a Marta Ugarte… Nuestro termómetro es doliente, pero también contento y orgulloso.Si en una coalición política se ve el mismo enemigo y entiende que no es solamente las AFP que hay que borrar del país, el sistema neoliberal tiene sus días contados.Actualmente la corrupción en los Municipios es vergonzosa.

¿Hasta dónde puede llegar la hebra…?Yo no ando en mis cabales.Lo de Rodrigo Rojas lo usarán para bajarle el perfil al vivir corrupto, incluso sin saber que eres un cómplice de los sepultureros.Ese pobre lumpen proletario vio espacios para lucrarse y lo hizo.Ojalá que su geografía no se ría. No es bueno aprender del dolor ajeno, de sus verdades no se puede sacar ganancias. Vivir delinquiendo con la desgracia ajena, es ser bellaco…y más bellaco es darle espacio mediático para minimizar la tragedia de país, para ahuyentar los gritos de libertad encarcelada por movilizar.
Debemos tener ojos y juicios por todos lados.Yo no ando en mis cabales…Los que fuimos derrotados y logramos de alguna manera arrancar, siento que tenemos que seguir enviando recursos al interior y que quiera el dios de los coloraos se repita la bajada de Pablo Neruda. Yo no ando en mis cabales. Desde las vísceras de mi paisito, desde los de afuera, mencionan que los arrancados tengan representación política en el país. Yo siento con toda el alma, con más de 40 años de ajenao, siempre contingente, que la pega, lo que hay que hacer, lo he mencionado anteriormente, recursos al interior y entregar información al mundo entero la lucha antineoliberal que se expresa en la geografía de todo el sur de américa.Yo no ando en mis cabales.

El Libre Mercado, el libre comercio y la propiedad privada son las instancias, los tijerales del neoliberalismo que se sostiene como “modo operandi” en nuestro complicado país…Me atrevo a decir que esto sucede en casi todos los países del mundo entero.Libre Mercado…El objeto a comprar o vender se relaciona y determina entre vendedor y comprador, se permite la competencia en el valor del objeto a vender o comprar…El Estado y sus instancias de gobernabilidad no tienen pito que tocar…El billete lo maneja la pilastra.La plusvalía de Marx no sirve ni nuez pal higo.Es decir, los grandes emporios son estados dentro del Estado.La gerencia de una cadena de almacenes tiene más poder y llegada que cámara legislativa.Libre Comercio…pueden ponerle el precio a un chicle, organizar los horarios de trabajo, salarios y estructurar el vivir del pobrerío…
En un país neoliberal las huelgas son ilegales o si no lo son, por el qué dirán, hay miles con hambre que agradecidos tomaran los puestos de los huelguistas ilusos.Los sindicatos y la conciencia social de los trabajadores tienen hoy una importancia vital para conquistar la dignidad laboral y ciudadana.
La propiedad privada permite precisamente el libre mercado, el libre comercio, que tienen por herencia, parir los grandes monopolios que mantienen al pueblo en la pobreza. Esa pobreza maldita permite la existencia macabra del riquerio.Yo no ando en mis cabales.Actualmente, a pesar de matemáticas sociales triunfantes y ascendentes, tenemos que soltar un supuesto tambor mayor. Eso significa tener que arrugarnos como chanchito e tierra… Saltar como larva, oruga y ser mariposa… Volar, quedarnos, volver, volver, quedarse en los barrios y sindicatos, hacerlos uno solo…

No podemos darnos el lujo de perder la orgánica sindical, menos los pizarrones y silabarios.No somos Cuba, menos Venezuela, somos Chile y me duele Chile.En su momento fuimos la esperanza del sentido común…Sentido común, más manoseado que mango e paragua.Muy suelto de cuerpo fascistas y cuicos reclaman sentido común… Sentido…
Que significa sentido…Será percibir el hambre, el frío, la ignorancia, la miseria.O quizás reír contento, plácido, enamorado hoy y mañana, orgulloso y un tanto humilde, generoso, solidario, satisfecho, justo…
Y común, que olor tiene el común. Se me asoman en patota un montón de aromas, todos parejos y disparejos también. La dispareja tiene que ver con el empeño que le pongo… y las neuronas que vistieron mi papá y mi mamá, nada más…Las herramientas para sembrar este común, las tiene que dar el Sentido Común del Estado, como diría Sola Sierra, no se pide más, tampoco menos. No ando en mis cabales…
El sentido común nos mandata irnos al pueblo y crear comandos “Apruebo Dignidad” …Y quedarse con ventanas y puertas abiertas. Yo, en septiembre, no ando en mis cabales.

Alejandro Fischer Alquinta.


Descargar audio
Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

También te podría gustar...