Trifulca

(audio disponible al final del artículo) Marzo abril y septiembre son meses para mi complicados, son como dolor de muelas.Uno se va acostumbrando a manejar el apaleo y agarra de la cintura a los 9 meses restantes y los estruja a besos, se arropa con ellos como el “día de los abrazos”.
Como arpegio en una sola cuerda.Hoy, en septiembre fui al dentista, …Le tengo miedo a los dentistas, les tengo miedo carajo.Me siento vulnerable, me siento sin parpadeo.A la edad que tengo, me han dado vuelta al revés y al derecho, me han sacado lo que no funciona y lo que funciona también…Tranquilo, positivo me he entrego a sus manos…
Al dentista no.Hoy, en septiembre, agarrado a una silla como astronauta, con babero al cuello, un aparato que chupa hacía doler la “comisura”. Debajo de una lampara intrusa, con los glúteos como corte no entrando ni una aguja, sucedió algo vergonzoso.De la nada se me asomo Mr. Bean visitando a su dentista…Al segundo escuche el chiste del “Que anduvo huevón un tiempo, pero después se le paso” …Fue imposible no ver al cómico inglés, no escuchar lo de Lázaro…

Me fui en hipo y carcajada.El chupador que tenía en la boca salió disparado, un instrumento metálico se le cayó al dentista y casi me lo trago… El dentista nórdico me entendió lo de Mr. Bean, lo encontró simpático, pero lo que “anduvo huevón un tiempo” pa` na.Me tuvieron que dar cita para otro día…Septiembre es complicado, inconscientemente busco la forma de hacerle el quite a la esperanza, a la desdicha.El 18 de septiembre no lo he entendido nunca, es un día oportunista, medio chueco, veleidoso, de “tiro por la culata” y de rencores añejos.Se fue vistiendo en calendarios patrióticos y libertario, bailando huifas y vueltas traídas de otros lados… le llaman folclor criollo…Antes era con k de kilo…El saber del pueblo.

La mayoría de este folc, los que obedecían y morían, fueron amasando mi país. Lo zurcieron como por equivoco al calendario para mentir. Mi septiembre tiene en su vientre dignidad y victoria… Septiembre acarrea mentiras y genocidios.En las plazas del mundo, en sus calles, en sus muros, en lo inolvidable de la memoria, todavía se gritan los siempre extrañados, los jamás olvidados.Parte de mi paisito los seguirá buscando y en las arenas candentes de otros continentes, Samira, Saba, khadija esconden sus labios de damasco.En el centro de océanos infinitos, de sus playas y cerros, en las bancas trasnacionales y mostradores, en el bosque y en la madera, en el metal un signo de interrogación se cruza de brazos.
Cierra los ojos como yo en el dentista.Por eso no me sorprendió mucho el sentir monárquico de Ana Vergara San Martin, candidata a la senaduría…Lo que olí si, fue la hipocresía de muchos que piensan lo mismo y esconden escandalizado el intelecto bailando cueca aperrao.La Dignidad de vivir en septiembre.Un trabajo gigante, requiere de todos los oficios de todas las escuelas.Tengo sentimientos encontrados…” Nací parao”.
En mi casa tenía agua caliente, luz eléctrica, estufa, cocina, baño y patio. Veo una escalera y tengo secretos de amor con la nieve…Con el sol fuimos poto y calzón, ahora no mucho.Yo nací parao, pero se complicaron los caminos…Aprendí a leer temprano, tiempito corto a entender lo que leía.La comprensión le dio a mi conciencia social los adobes sin paja, para espectar a cientos de miles de semejantes, que caían de guata, de espalda, de cabeza, inconclusos, no esperados y unos cuantos, sin vida, sin nada. Huérfanos de todo. Digo adobe sin paja pues mi reflexionar falso como él imperio, se traduce pegándome en el pecho con un ripio.Y me sigo pegando.La canción “La parva de paja” de Honorio Concha Bravo me dejo de niño interrogante y violento…preguntaba, no me inflaba nadie…: “comprendo la diferencia que hay entre patrón a inquilino” … no podía entenderlo sin embargo envidiaba a los niños de mi edad, allá en Barquito, llevándole a los gringos los palos de golf.Me costó salir del encofrado, de la mentira y del que dirán…Mate más indios que John Wayne…
Quien no ha matado cuando niño un indio apache.Un mapuche no estaba en el sentido del niño…al contrario. No sabíamos que las autoridades chilenas desde siglos los tenían y los tienen oprimidos.Vivir en septiembre/sobrevivir en septiembreQue verbo más re lindo es el vivir. Que hacer más necesario…Pero como lo conjugamos.

El vivir digno es una responsabilidad personal y colectiva…social. Es ser cognitivo.En mi paisito nunca ha ocurrido algo así, y en otros países tampoco.Que en algunos países le hacen empeño, le hacen. La cuestión es complicada.La avaricia, la soberbia, la mentira han engendrado entre los seres humanos diferencias enormes que hacen imposible que la inmensa mayoría del habitante no tenga idea lo que significa la dignidad del vivir.Los invasores españoles llegaron a nuestro continente por chiripa, querían conejear para llegar más rápido a las pilastras asiáticas.
En esos tiempos y mucho antes también, al igual que ahora se mataba y se esclavizaba a granel.En nuestro continente ante de la invasión también encadenaban. Había civilizaciones tan avanzadas y de muerte como en Europa, África o Asia…Los Mayas, los Aztecas, los Incas.Mi paisito, Chile, tenía sus poblaciones, pero no se dedicaban a la muerte, más bien se dedicaban a la vida…Eran muy cortos de mecha si de territorios y de dignidad se ofendía… Cosa contradictoria, Chile es el único pais del sur que no reconoce en su Constitución a su población indígena…Como que el Mapuche, el Aymara, el Rapanui, el Atacameño, el Colla, el Diaguita, el Alacalufe, el Yagán, son solo las frutillas que se roba el invasor.Sucede que me desespero.Vivir en septiembre es complicado.Sabemos la vida nuestra en el planeta, del palo y el peñascazo, sabemos del miedo, del terror.

Sabemos del esclavismo, de los imperios y de la muerte, de catacumbas y de genocidios, de palos cruzados y de cadenas, de trincheras de gases y plutonios…Sabemos de la mentira.Sabemos de la propiedad privada, cosa no mala, lo malo son los dueños y la forma de su nacencia.Sucede que en septiembre me desespero.Hoy, sábado cuatro, día histórico y de una enseñanza y consecuencia perenne, escucho en mi pais de agua, Suecia, noticias dirigidas a su juventud que sostendrán en el mañana su pais…Escuche que Afganistán ha quedado en mano de los Talibanes, gente con ideas religiosas extremas. Los Estados Unidos y la Unión Europea incluso Suecia trataron de levantar un pais diferente…
Enseñaron a su gente a defenderse, le dieron armas y silabarios.Llego el momento que ellos mismos escribieran sus caminos…Los niños que en Berlín vivían con el muro, tuvieron que llegar a viejo para saber del holocausto.Los Estados Unidos, Europa, al igual que el nazismo dejan una historia escrita negando el crimen de la intervención, de la injerencia, de la hegemonía, de la guerra de geografías.Sucede que me desespero…
Me duele septiembre. No puedo saber de Colonia Dignidad, no puedo concebir otro Paul Schäfer hablando de democracia, de soberanía, de justicia social…y los gritos de Paine duelen el alma.Suena el cultrún y me desespero, las moras encienden a Guacolda…Si alguna vez se “historie” la traición política y de pais, un arco iris tendrá una sonrisa larga, larga pero cobarde, de concertar la infamia.El trabajo es vida, no tiene nada que ver con milagros ni con favores.El trabajo es un derecho, es un deber. Sin trabajo no hay acelga ni espinaca, menos congrio, ni lápiz ni bisturí…Techo y muro, olvídate.

La vida es un rio, es un bajar para volver diferente. Tu nacer es soberano, el lugar donde caíste es tuyo, y de los otros que se amontonan en la misma melga.La dignidad de vivir está en el trabajo…Y para eso está la política, para organizar el trabajo y sus funciones. Funciones multifacéticas que resguardaran los valores de la soberanía.Aquí no hay secretos, no hay cabida para aplicar otra forma de sembrar la coliflor…menos para los que gritan probidad, transparencia y rectitud de sus representantes.Aparecen en nombre de una supuesta democracia, aplicaciones que adelgazan la hebra. Independientes les llaman. Para mí, son más peligrosos que el mismo Imperio, se amoldan para evitar las contradicciones imparables del desarrollo social y de sus movilizaciones.Sucede que me desespero, en septiembre con mentiras me quieren robar lo subjetivo…Que me lo roben carajo, como roban los recursos reservados…
El pueblo puede empezar de nuevo…Que se roben hasta la inflación inventada. Sucede que me duele septiembre y necesito hacerlo hermoso.

Alejandro Fischer Alquinta


Descargar audio
Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

También te podría gustar...