Sharía

(audio disponible al final del artículo) “La Premio Nobel de la Paz, Malala Yousafzai activista pakistaní, remarcó que Afganistán vive una «crisis humanitaria». “No podemos ver a un país retrocediendo décadas o siglos”La familia de mi madre, mi padre y sus hermanas, han vivido en los campamentos mineros de Barquito pa arriba… Hacia el macizo andino…: Chañaral, Pueblo Hundido, El salado, Inca de Oro, Llanta, El salvador, Potrerillos y a 2.900 metros y algo más de altura…: La mina vieja.Mi Hermana, mi hermano mayor y yo, abrimos los ojos por La mina vieja.Y ahora me da vértigo bajarme de la cama.No nombro ni Copiapó, ni Tierra amarilla, tampoco Cerro Blanco…
Y tampoco me entiendo esta angustia que me ahoga, es una tristeza de beso enamorado, olvidado, enfermo, muerto quizás por la mentira.¿Han visto el paisaje de Afganistán?Se parecen a mis cerros, a mis alturas andinas, a mis quebradas…Pareciera que un cerro se te viene encima…Uno llega a la cima de uno, ve las cimas de otros y se le ocurre jugar al luche…

Afganistán tiene cerros y más cerros igualitos a los míos, y tan iguales que en sus vientres multicolores tienen tantos y quizás más minerales imprescindibles para la conquista y genocidio del sistema solar.Como sucede con otros pueblos, los afganos tienen la maldición de existir en un lugar en que las civilizaciones de la humanidad les han mandatado a ser una “conejeada” en los caminos. Un pasadizo infinito de descaros y de intercambio.Los invasores que quisieron quedarse se quedaron poco. El afgano es tribal…lo junta la lengua y la creencia…
La creencia religiosa en Afganistán fue y es una ofensa, un crimen a la dignidad del ser humano…El uso del terror, del hambre, de la desconfianza, de la caza de brujas en tiempos de inquisición para poder implantar una idea, tiene que ser erradicada, como el hambre…Quien quiere un dios que se hace amar matando.
En los tiempos de ahora que miramos a la luna a la vuelta de la esquina, una idea tiene que ir siempre en beneficio del mundo entero.Afganistán tuvo un tiempo de paz y estudio. Si el conocimiento nos lleva a entender la necesidad de una conciencia social, se tiene las herramientas para hacer dignidades y privilegios justos.

En 1964 se aprobó una Carta Magna en la cual contemplaba el sufragio universal…La mujer y el hombre tenían los mismos derechos.Los Pastú, la tribu musulmán-mayoritaria de Afganistán eran de acá y de allá. El de allá es Paquistán…Decía que este pais de cerros, es como una puerta giratoria, todo puede pasar, incluso las ideas y practicas hegemónicas.Estas prácticas hegemónicas como en Palestina, Colombia, Panama agarro al voleo la ignorancia de silabariosMarx se quedó enano al decir que las religiones era el opio de los pueblos.Los que saben, dicen que los conflictos vienen por las características tribales y creencias de su pueblo.Pa nada, los conflictos y el futuro de la mujer es la lujuria de apoderarse de la geografía y de la puerta del pasadizo pais. Las milicias armadas, los que quieren irse al paraíso, lo que decía Marx son alumnos excelentes en Pakistán, en Arabia Saudita, en el Pentágono, en las instalaciones de la CIA.
Se creen príncipes de la guerra.A esos príncipes de la guerra se les olvido el silabario y se desparramo el terror desatado. Es como en mi paisito, la derecha no pudo vencer con Salvador Allende y soltó a sus presas de odio y de la historia, el fascismo.Al pilastrerio imperial se le soltó sin bozal el talibán.Si uno lee, escucha sobre oriente, se encuentra con la guerra, con el exterminio, la miseria y el despojo. Siempre presente estarán las potencias europeas, y la sutileza brutal del invitado de piedra.Los cerros de Afganistán son igualitos a mis cerros…

Hay cromo, cobre, oro, hierro, zinc, mármol…petróleo y gas natural.Los cerros de Afganistán son como mi propia geografía.Por los años 60 la muerte y la esperanza jugaban a las escondidas…Afganistán es una espina que me hace dudar de las ideas.Me impregne con este pais gracias a la Unión Soviética y a los gritos desaforados de un partido político sueco autodenominado de izquierda…
“El Vänster”.Se organizó un acto político en el aula principal de “La casa del pueblo” en Estocolmo. Aula en la que mi creencia, acostumbraba a celebrar sus aniversarios, como también otros actos de trascendencia política. Por ejemplo la intervención de un vocero del Frente Patriótico Manuel Rodríguez o del acto realizado para homenajear a Garcias Márquez por su premio Nobel.En esa oportunidad afgana, el aula estaba repleta.
El conferencista era una mujer. Ministra de Educación.Recuerdo que un sujeto se levantó, iba desplegar un lienzo y a gritar…Cuando respiro pa entro para gritar, dios mío de los coloraos, ya estaba en la calle con lienzo como poncho y a pata pelá.Años atrás, el mundo estaba tan complicado como ahora…
La Unión Soviética, en malabar, tenía cientos de cientos palitroques en el aire…Se parecía a la diosa Kali…Una simbiosis amenazante venia…Para mí :
La perestroika.Los palitroques cayeron como granizos encendidos…Su muerte me dejo cojo.Los trabajadores del mundo no se merecían que se “farreara” su esperanza.Hoy, todavía cojeando, pero siempre enamorado, la extraño.En 1978 Afganistán se convirtió en una república democrática.Republica que impedía los anhelos de hegemonía del Imperio gringo y europeo. Fue un periodo en que cantaban los gallos y se afilaba la muerte.Los Talibanes son gente de ideas extremas. Ese extremismo es lo único que tienen y lo único que tiene al mundo cínicamente anonadado…Como que no supieran…Como que los pillo en la ducha manoseando su propia dignidad. Son gente extrema, como una secta, me traen a los guerreros de la cruz pasando por Jerusalén. Gente extrema que levantan la espada para poder denigrar a la mujer y a su Corán…VIVA LA DIVERSIDADPara ganar geografías, todo era permitido…

Desde el suicidio cilicio hasta la destrucción de Libia, de Iraq, del Líbano, de Siria. Se cometían, se cometen, se están cometiendo crímenes que podrían acomplejar a Satanás.El Gobierno soviético por el 1990 en conjunto con mi Creencia en el exilio sueco, planificaron una gira con artistas soviéticos proclamando la necesidad de la paz y del sentido común.Explicaban al mundo la necesidad urgente de la paz.
” UNA NOCHE DE MOSCU EN SUECIA”.
Se recorrió por la ciudades más importantes y emblemáticas de mi paisito de agua.En cada actuación tenía que salir a la calle para pedirles por favor a militantes del Partido de izquierda sueco que gritaban que cortaran con el griterío:UT FRÅN AFGANISTAN. Tanto fue la presión y la mentira, se fueron…
Y Llegaron los jinetes de la justicia, de la democracia…Más de 20 años entrenando el odio, la pobreza y la ignorancia.Hoy, dejan en manos de la ignorancia, de lo oscuro a todo un pais…
Todos arrancan, quieren comparar a Kabul con Saigón…No. No es lo mismo. En Vietnam, el yanqui fue militar y políticamente derrotado.En Kabul la cola del Mandinga anda suelta.Los colaboradores de las potencias extranjeras no haya para donde tirar…No son 200/ 400 los que tienen que rescatar y que caben en un avión, son miles y miles y mas miles los colaboradores de la ignominia, de la injerencia…
Son generaciones que saben solo de guerra y muerte…Hijos de su madre y de su padre. Los cerros de mi paisito se parecen a los cerros de Afganistán.

Alejandro Fischer Alquinta.


Descargar
Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

También te podría gustar...