Detalles

(audio disponible al final del artículo)
Padezco del síndrome del lápiz. Muralla, hoja, espacio libre lo rayo. Una necesidad de traspasar vivencias me agarrota al lápiz. Y lo hago a lo bruto, le busco “el cuesco a la breva” y le grito largo. Tan largo qué me voy por las ramas. Pero no es así, todo está entre si relacionado. Cada segundo de vida es consecuencia de algo; que lo viste o no lo viste, que lo sentiste llegar o no llego, tiene su explicación. No, no me voy por las ramas, todo está relacionado. Pido disculpa por gritar tan largo, es que…a cada rato me cambian la geografía. Ustedes, los que me leen o me escuchan, no tienen la culpa que grite tan re largo… Trataré de gritar corto.
El tiempo me ataca en patota y necesito saber, porque tuve hambre y miedo tanto tiempo. Quizás, con buena voluntad podemos encontrar la maldición de nacer pobre, conocer sus causas y razones… De esa manera las generaciones nuevas, venideras, podrán sin lugar a duda ser una infancia contenta. Yo sé que los seres humanos somos únicos, también se, que la composición del medio social, tecnológico, ideológico, de valores y principios que nos arropan han determinado nuestra forma de ser, nuestra identidad social, ciudadana y del actuar. Entiendo perfectamente a los gobiernos de Colombia, de Panamá, del Brasil, Ecuador, Nicaragua y Venezuela…

Digo lo mismo de los que están en la Unión Europea. Entiendo y empujo a los gobiernos de mi Cuba, de Vietnam, de Corea del Norte, de la necesidad de ser como son…Ellos no tienen otra opción. Los planes de estudios, de silabarios y objetivos, las leyes y normas jurídicas, la identidad y soberanía del Estado, su gobierno, sus policiales y militares; su idea del vivir tiene que ir de acuerdo con lo que son y de lo que ellos quieren ser. Mirando como ejemplo a Cuba, Bolivia, ellos no quieren que las economías que se expresan en su forma tributaria, en sus relaciones con Bancas Internacionales, empresas internacionales, capitales extranjeros, el FMI por ejemplo, que no es otra cosa que una estructura de lo “factico mundial”, que se utiliza para mantener a pueblos enteros en la pobreza y a otros, para tenerlos de alguna manera de “sicarios” para ahorcar corrupto a sus vecinos más cercanos. Los recursos del país, los medios de producción tienen que estar al servicio del hacer ideológico, del bienestar de las clases o clase que ostenta el poder.
Es una cuestión lógica y necesaria, como lógica es la lucha de clases que se expresa en las movilizaciones sociales en franca rebeldía. Tengo que gritar corto… Nuestro sur de América ha sido engañado toda una historia, toda una vida… El mundo entero ha sido engañado. Nos han dado una esperanza más falsa que el “cuesco ´el higo” … Saben ustedes de la población que muere sin poder respirar y a la vuelta de la esquina un griterío diciendo que el piojo es mentira… Le llaman “teoría de la conspiración”
Hubo un tiempo que decían que los comunistas se comían a las guaguas… Incluso que el mundo necesitaba de la pobreza… Los seguidores de esos gritos tienen origen incierto…Se camuflan, se encierran y aparecen en tiempos revueltos como las polillas. Últimamente para que los identifiquen como guerreros de la libertad le andan gritando al piojo; un tiempo atrás se metieron al Capitolio…se confundieron; el entrador salió más pistolero que el salidor… Han estado en Hong Kong, en Moscú.
En Venezuela están quedando afónicos… Por lo general no se desarrollan mucho, por su propio gritar no escuchan ni sienten al fascismo saliendo de sus casas. Y la culpa no la tiene el piojo… Se aprovechan de nuestra ignorancia implantada, obligada. Una ignorancia que nos han impuesto a través de la pobreza. Para mi desgracia me entrevero en programas de discusión política en las que aparece José Kast. Y me motivo. Discutían sobre el derecho o la vialidad de una pareja lesbiana o homosexual tener el derecho de adoptar un hijo, hija. Tema peliagudo para el nivel de comprensión y de 7 macho de mi paisito…
Sin embargo se acepta con zapateo y huifa el nacimiento de mi amigo Jesús dejando intacto el útero de su madre. Es cuestión de ver la foto de Pepe Auth con Iván Moreira cantando fervorosamente en un Tedeum Evangélico. El amor, el estar enamorado incita a continuar la vida… Por ahí se asoma un parto porque se puede y porque se ama… Esto conlleva a una responsabilidad enorme, tan enorme que grita y pellizca un dolor que llevo dentro. El amor no tiene genero tampoco un manual de comportamiento. Los argumentos para justificar el peculiar desarrollo de las civilizaciones, de sus costumbres, tradiciones tienen que ver con el caminar a pata pela sobre la hoja de una catana. Tenemos imagines de la superficie del planeta Marte.
Conocemos lugares maravillosos que son creaciones del trabajo humano… Con todos esos recursos y habilidades que tiene nuestro planeta y sus habitantes, podríamos todos, hasta el piojo y toda su casta, vivir a la pinta…Pero; … algo muy feo se ha quedado incrustado, penando, escondido en nuestro caminar… Somos capases de estar días y días lavando barro en busca de pepas de oro, un diamante; podemos una tarde con toda la familia limpiar lentejas o frente a un espejo haciéndose el “pelín”.
Pero incapaces somos de lavar nuestro propio intelecto, nuestro propio Anden, de desinfectar, de enrostrar nuestra propia ignorancia. Nos metieron en la cabeza conceptos que ha mandado al infierno vidas enteras…Amarran el amor, la mentira, la lealtad, el sexo, el género, la brujería, la nacencia en un solo paquete…

Miles de miles de años comprando el mismo paquete. El recién nacido necesita agarrarse a un pezón o a una mamadera, necesita que la temperatura esté de acuerdo con el vientre por donde vino, puede ser unos brazos, una manta y un guatero… Si le decimos amor a estas alternativas, extraño no sería, más bien en las circunstancias, muy necesario y adecuado. Quiero decir que un, una naciente para vivir digno, amado, no es necesario que la pareja sea heterosexual, bisexual, homosexual… Los tres necesitan de lo mismo…Amor y dignidad. Llegar a pensar así, tiene un caminar largo de porrazos en generaciones, que te va dejando en los caminos un contento bueno. El entender los comportamientos humanos, su enajenación por desvirtuar, el negar por ignorancia y por celos, por envidia y oportunismo, nos obliga a pensar que somos mucho, mucho más de lo que está escrito y sabido sobre nosotros mismos. El decir que somos únicos nos queda chico. Hemos sido mentidos para que seamos maleables y fieles por difundir y defender que las cosas son como son… Siempre ha sido así. Que Colonia Dignidad fue creada para ser un paraíso en lo salvaje de la geografía humana.

Habitantes ajenos que querían desaparecer viviendo bien. Colonia que invitaba a los dueños de la tierra a conocer las normas orgánicas de una sociedad construida en la sumisión de la mujer. Exaltando la maravilla del varón y la suerte, el privilegio que tendría la escogida Conozco familias humildes, sencillas, con hijos, hijas que han llegado a ser buenos profesionales, médicos, abogados, ingenieros, profesores…Han sido 11, 12 hermanos…Solamente tres de ellos, quizás, llegaron a poseer una casita de clase media y un auto, son profesionales… Tienen el orgullo de haber tenido un padre que creyó, por decir lo menos, que su pega, además del sustento que nunca alcanzo para la segunda semana del mes, era dejar a su mujer, a su compañera, 11 veces preñada…Es decir 8 años con 25 días embarazada… Y anda a decirle que no. En el camino quedaron 7/8 hermanos que no pudieron continuar la infancia y juventud.
¿Como seguir si se va entendiendo de otra manera…? Tenemos que darle a los tijerales de la vida su verdad, su historia, el porqué de su existencia. El sustenta el amor en toda su dimensión; te da pan, techo y lápiz… Lo que tenemos que reivindicar es: ¡El Trabajo! Ese que carpinterea una sociedad justa, que busca la justicia, que no se fundamenta en la mentira.

Me cuesta volver a sentir las caras de los padres, viviendo en una sociedad de boliche abierto con tres hijos solamente, y en las mano, la lista de los útiles escolares… El señor Kast creo que piensa que eso de tener hartos hijos, es normal…Dios dijo “id y procrear” Los agraciados eran hombre y mujer… Para cumplir este mandato sagrado, han mantenido de mutuo acuerdo creo yo, estar cerca de 7 años embarazada…Sin contar los cuidados y materiales adicionales. Hay que tener plata.

Nos hemos dejado engañar embelesados… Unos más otros menos…Hay niñas de 10/11 años que su noche nupcial es un infierno de terror desatado… Si esa misma mujer, niña aún, encuentra el amor o simple atracción por otro lado, la entierran y la apedrean… En mi país, luchando por sus derechos las violan, las queman, las matan. No estoy tan jubiloso con la consigna del 8 de marzo…Aparte que me atora por otras cosas involucradas. “Dia Internacional de la Mujer trabajadora” Demasiado estrecho Yo sé, que, en mi país, Chile, mujeres extraordinarias, lucharon como locas por la identidad y los derechos de la mujer chilena…Teresa Flores, Elena Caffarena, Eloísa Diaz, Gladys Marín, Marta Ugarte, Julieta, Amanda Altamirano… Y hay que estar orgullosos…
Pero hay millones que había que sacarle a la fuerza la artesa de las manos. Tenían que dejar lavados los guaipes de ropa de la familia entera…Mi abuela buena, la materna lo hacía ajeno. No pudieron trabajar nunca, se lo impedía la vida y la nacencia…Era su forma de vivir. Mujeres de mi país, ustedes son las que van a levantar un país nuevo. Y no lo digo porque las quiero, no, es una consecuencia. Hoy, se juntan, todas, para exigir y recoger todo lo necesario, incluso su propia identidad para transformar el país en una nación justa, empática, de futuro. Mujer, gracias por eso.
Gladys gracias por tu presencia.

Alejandro Fischer Alquinta. Estocolmo.
20210306
Tengo un amigo de canto y guitarra muy complicado. Piojo cobarde.


Descargar audio
Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

También te podría gustar...