Migración

(audio disponible al final del artículo) El vivir en un hilo vulnerable, impotente, rechinando dientes, maniatando el odio, la indignación, es una vergüenza. En todo el mundo se vieron las imágenes de la expulsión “administrativa y judicial” de los “ilegales” que pretendían alborotar el orden Público en nuestro“alzhéimer ado” paisito. ! ¡Me dolieron hasta las uñas! No sé, no puedo explicarme cómo hemos llegado a practicar una deshumanización tan horrenda. Me dolió, la fragilidad de esa mujer arrancada, corriendo de los demonios del hambre, de la injusticia social… Me dolieron esos niños, esas familias en geografía agreste, vecinamente enemiga buscando la esperanza, la vida… Siento que me han engañado toda una vida, que me han incrustado de alguna manera, sensaciones, sentirés que han estimulados sentidos infames, irracionales que no tienen relación con la vida humana. Me siento mudo repitiendo miles de veces, que nos han convertidos en herramientas, en elementos despiadados bellacos, sacrificados a vivir en un sistema infernal que provoca desigualdades enormes, insondables. Entiendo a los seres que existen gracias a la “ley de la selva”. No tienen la capacidad de elegir un menú diferente. Incluso, si en el apuro del vivir, se tienen que comer entre ellos, no vacilan en hacerlo. Nosotros, los habitantes humanos somos cognitivos, podemos reflexionar, crear, transformar nuestro entorno.

Nuestro intelecto nos da la posibilidad, la garantía, la belleza de buscar siempre, de encontrar mejores posibilidades de vida integral y digna. El intelecto es una semilla que se desarrolla, se transforma, gracias a su entorno, tiene la capacidad de interpretar, de diferenciar, de relacionar el aceite con el huevo y hacer mayonesa…Y aún más, le agrega limón, ajo y sal. Nuestro intelecto se desarrolló disparejo, se fue modelando de acuerdo al círculo social, a la influencia social, de rebaño, que envolvía, influía a goteras despiadadas, la madurez de esa semilla. Me puedo imaginar cómo los antiguos de sangre azul llegaron a ser jefes de nuestro vivir…
Seguro que uno fue hijo del sol, hermana de la luna, de la lluvia, del frio y del vivir descueve. Fueron “movidas” espectaculares; se asomaron y se desarrolló, el egoísmo, la envidia, el oportunismo, la maldad, el odio, la desigualdad… Curiosamente salieron a la luz enseñanzas que ayudaron a palear los flagelos…: Las religiones, sectas, profesiones, moralistas, brujos y banqueros. No había otra manera de entender la daga y la corona Fueron tiempos de piojos… La vergüenza llego más tarde, es algo parecido a lo que sienten la inmensa mayoría al ver el acoso al Capitolio, al morir por su propia bandera por la misma casa que manda a matar ajeno y lejano.
Es como ponerle bozal a la bestia. Hoy, en tiempo de pandemia cruel, bellaca, a quien se le va a ocurrir declarar ser el enviado por el Señor del planeta colorao Marte. La imagen enviada este viernes por Tianwen-1, pajaro planetario chino, del planeta Marte. Dos.2 millones de kilómetros de distancia… No se ha visto ninguna horda rondando los muros de Jericó. No hay desplazamientos obligados o divinos, nadie amenaza a nadie… Permite “dios de los coloraos” que se deje en paz ese planeta…Y se arregle en cambio, lo que pasa por estas latitudes.
Lo digo por las experiencias de los descubrimientos… En nuestro sur de América, los españoles mataron a más de 54 millones de oriundos. Los asesinatos, las pestes y el hambre cambiaron hasta el sistema climático. El pirguíen se desarrolló y busco caminos y lugares adecuados para poder existir…Algunos, a través de los tiempos encontraron lugares aptos y lograron con otros allegados formar pueblos, civilizaciones… No existían alambres de púas…Había muros para detener a los invasores. A otros le gusto la forma de desplazarse de acuerdo al clima y a las exigencias que les pedía el sustento. Actualmente existen no más de 6 pueblos nómades que se movilizan en geografías bien marcadas.
Los Sarakatsani por ejemplo, en los Balcanes, buscan en las alturas el alimento para sus ganados…Los Tuareg, los Esquimales. La Migración de hoy, mejor dicho, la inmigración tiene hoy, otro envoltorio… Tiene otras causas y orígenes. El humano arranca hoy de la muerte, de cualquier muerte, por hambre, por desesperanza, vienen con ojos de miedo, con rodillas de cerros, vienen en bolsas de tuna y goma. No saben cómo poder cobrar alquileres, servicios, abusos y despojos milenarios. No saben a quién cobrarles su miseria y rasguñan las costa y muelles de Europa.
Europa, la que no quiere globalizar su crimen…Mira para otro lado. (chemimare) La palabra democracia, su explicación, me tiene convertido en cómplice de los sepultureros. Un poco más de 40 años atrás, los españoles dejaron al pueblo saharauis a merced de la opresión marroquí…Mas de 165.000 huyeron a la frontera con Argelia… Dos generaciones completas han vivido en el exilio… España debate si hay en el país democracia o no la hay; algunos dicen que hay una “democracia favorecida. Tan favorecida, que hoy domingo 14 de febrero, Cataluña tiene elecciones para seguir o no seguir siendo súbdito de la Corona. Lo que sucede hoy en Birmania, Myanmar no es una cuestión sin cabeza ni alma…Es la consecuencia de los Mercados, malditas pilastras que se han levantado por el mundo entero… Y que hoy tan pomposamente le llaman, Economía del libre mercado y no es otra cosa que el más miserable criminal de los despojos. En un Campamento de refugiados, Balukhali, rotan alrededor de 700.000 personas… En Kenia, Dadaab existen no menos de 200.000 refugiados… Todos arrancando de la guerra. Cual guerra, quien fabrica las guerras. Mucho más antes de la primera guerra mundial, África era un continente en brasas controladas, “al rescoldo”. Existían diferencias que se resolvían sangrientas, pero no eran para arreglar las economías o robar lo ajeno. África, era un sueño… Una quimera para la codicia. En el año 1914 comenzaron banderas y emperadores a florecer como langostas en celo. Francia, la libertad mentida, apareció en Marruecos, Argelia, África occidental, África Ecuatoriana, Madagascar… Inglaterra, los protegidos del Ejército Chileno matando peruanos y bolivianos, levanto banderas en Egipto, Sudan, Uganda, Rodesia. Italia estrujaba Libia, Somalia, Eritrea.
Un belga se proclamó Emperador del Congo Alemania se quedó en África Sudoeste. Esta Europa se robó todo lo que fuera convertible en oro. Dejo a los países condicionados a obedecer. Pueblos obligados a no saber silabarios, pero si matar hermanos. El odio entre hermanos fue pronta una masacre que malgasta lo nada que dejo el colonizador. El accionar del gran capital, en el mundo entero es diabólico, unos más otros menos, pero todos son feligreses de la explotación del hombre por el hombre. Una explotación despiadada y disfrazada.

La disfrazan tan de carnaval que tu quedas agradecido de tanta bondad Las migraciones de hoy son una secuencia, una esperanza chiquitita de lograr vivir de otra manera. Los medios de difusión del gran capital inventan paraísos. Y el boliviano que se siente mal, que no entiende, se va pa Chile…Allí todos se ven de corbatas y de allá pa acá. Parecen hormigas… No se dan cuenta de que a la vuelta de la esquina, el corbateado se cambia de ropa y a pedir limosna lo condenaron… Vende pilas, teléfonos y grasa de Mula. Todos buscan otra vida y lo hacemos de la única manera de hacerlo, arrancar, arrancar, pensando quizás, rogando que la explotación sea más llevadera, no tan cruel.
Han visto como el gran capital ha dejado Kabul… En Siria la vida es un milagro… Utilizan toda la ira para derrocar un gobierno que puede desestabilizar la hegemonía del petróleo. Damasco es un triste…Trípoli parece un Leningrado del tiempo de la guerra. Libia, en el tiempo de Gadafi el pueblo era digno… Hoy es igual que en los tiempos de Piratas…Una cueva para negociar lo robado. Me duele Iraq…Los niños juegan con la tibia de otros niños… Tenemos un caos por todos lados…pero también se siente un camino nuevo…La Cuna del malvado se agrio con su propio vivir y cometen el peor de los pecados. Ensuciar su propia casa. Quiera el Dios de los coloraos que les vaya bien…Pero que sepan, que no fue una película… Fue la esencia del Mercado, la marca del fascismo nuevo… Chile nos necesita… Si vivimos en el extranjero, cambiemos nuestra dirección electoral.
Alejandro Fischer Alquinta.


Descargar audio
Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

También te podría gustar...