Usurpar

(audio disponible al final del artículo) Si como pueblo tenemos memoria y no aprendimos de ella, mejor no tenerla. Así sufrimos menos. Esto es muy delicado; es reafirmar y aceptar nuestra desgracia de identidad arrodillada… Somos los únicos animales del planeta que tropezamos dos, tres veces con la misma piedra. Esto nos tiene hasta ahora, condenado a vivir perenne agradeciendo al gran capital.
Soy de esas personas que siente que de alguna manera todo está correlacionado… Nada es fortuito Cuando era un estudiante y las abejas fueron nuestro centro de investigación, quedé maravillado… Su existencia es unos de los pirales fundamentales de la vida y transformación en el planeta. Una noche escondido y ajeno, soñé que me convertía en una abeja y como andaba de “arrancao” era abeja obrera…Revoloteaba en la uva. El frio de la alborada me despertó, no era una abeja, triste comprobé que no me alcanzaba ni para zángano.
Tiempo después tomé conocimiento que el murciélago, bicho tan diferente y feo, hacían sin saber el mismo trabajo que la abeja… No se me ocurrió ser Batman. Tierra, flor, polen, miel, insectos, árbol, oxigeno, bosques, agua. ¡¡Inmensa relación!! La madre vida, le dio al pirgüín la facultad de ir segundo a segundo sobreviviendo, adecuándose, luchando para no olvidar lo vivido, ninguna experiencia. Cada una de ella era un peldaño que podría darle dientes.

La vida le iba en ello, no olvidar jamás. Al comienzo sin pies ni mano, medio gelatinoso, tiene que haber sido una pega inmensa, una proeza mayúscula. Un agradecer a nuestros originarios por saber existir. No creo que le ponga, fueron unos 245 millones de años atrás. El recorrido hasta hoy es requete largo… Sin pensar en creencias religiosas me atrevo a pensar que somos un milagro. Un milagro dentro de los milagros. Me explico.Los que caminan con el día haciendo los mañanas, tienen que saber de los ayeres… Los que sueñan, los que llevan cicatrices, los que luchan por la dignidad del planeta, los testigos, los que llevan la bitácora, necesitan de la “Memoria histórica » Histórica, porque ha sido la instancia, la experiencia, el hecho que hizo cambiar, transformar el vivir, el soñar, el rosario de la gente que hace las cosas. Esta cuestión de la “memoria histórica” es una cuestión de clase… Es decir, la podemos interpretar, entenderla, vivirla, de acuerdo a nuestro origen y existencia, de tener hambre o de no tenerlo.
Para mí, el poder despertar todos los días, como abeja, murciélago o como Alejandro, es una batalla ganada. No es bueno decirlo, pero necesito decirlo, es mi forma de reaccionar ante ese anticomunismo ignorante, pacotillero, de libre lengua y albedrio. He entregado mi vida y mis quehaceres, a esa estructura partidaria que arropa una idea maravillosa…El derecho inalienable del ser humano a ser integralmente digno. Y por esta idea han sido asesinados millones y millones de seres humanos. Para no seguir muriendo se hace necesario el sentido común, la observancia política, orgánica, de nuestra memoria histórica. Esto es válido para todos los países del mundo que luchan por la libertad y soberanía.
Nuestra memoria es fundamental para entender los fenómenos que surgen y adecuarlos a una verdad o a una maleza. La interpretación de las masas en rebeldía, su estructura, la lectura de la lucha de clases, es un arte…Y el arte que no sabe, ni quiere juntar, que no puede transformar, que no influye objetivamente, positivamente, no es un arte. No tiene nada que ver con las enseñanzas justas del “Flamita”. La rectitud política descansa en lo colectivo, en el estudio real del vivir y sentir de las masas. Recuerdo una discusión fuerte, más bien un encontrón de silabarios.

En la aplicación de la Política de Rebelión Popular del partido comunista, algunos miembros del C. Central postulaban que nadábamos en una “Situación Revolucionaria”. Otros no estaban de acuerdo a ese análisis. Que querían decir: Que los de arriba (El fascismo cívico militar)no podía controlar la rebeldía de los de abajo (el pueblo) y tampoco seguir viviendo como lo hacía. Fueron momentos muy difíciles… En la discusión había cuadros políticos que traían en su maleta el desarrollo integral de la clase obrera… y a pesar de calabozos tenían hasta la tusa de esperanzas. Pasaron por sus vidas los gobiernos de Gonzales Videla, Alessandri, Frei, los 1000 días de la Unidad Popular y 48 años buscando la hebra. Y entre gitanos no se puede sacar la suerte. Un decir así podría dar la posibilidad de una desobediencia en las instancias humanistas y de izquierda…Sobre todo en la unidad de criterios, en la unidad de acción de las diferentes organizaciones del pueblo, principalmente las partidarias. Y esto de lo partidario es esencial, no se trata del que llega primero gana, se trata de emplear la experiencia orgánica política de la clase trabajadora, especialmente el segmento obrero. Ahí está el silabario de la lucha de clases, de la rebelión, de las conquistas de calles y plazas, enfrentando todas las contradicciones que se presenten, como muestra ineludible que vamos avanzando. Digo estas cosas porque quedo “anonadado” al escuchar comentarios descalificando más de 107 años de lucha contra la clase dominante.
Sobajean el concepto “La clase política” … Por principio, no puedo quedarme callado… Sería como negar a la Marta mi madre, a Gaspar Diaz, a Julieta, a Raúl Romero, al Guatón, a Teresa Flores…A Olegario García, al Pato Weiber, al Negro Atilio, al viejo Andrés Chávez. Lo que somos políticamente hoy, en lo moral, en la madurez política, se lo debemos a estos miles que lucharon por las mismas cosas que luchamos ahora…El enemigo está más disfrazado, pero la libertad, la identidad y soberanía que perseguimos está ahí, nos espera sola… Lo que cambia es la táctica y la estrategia…Y cambia, porque el enemigo también cambia, se transforma, puede incluso ser hasta tu aliado y tu aliado tu enemigo.
Nada es blanco o negro, por eso la orgánica… Y esa orgánica no se consigue después de un mes, de dos, tres años de movilizaciones sociales, populares… Esa orgánica está en el intelecto, en el colectivo, necesita tiempo, mucho tiempo para madurar. Esa orgánica se alimenta en cada rincón que implica a la lucha de clases…Y al revés también…

Las movilizaciones sociales necesitan de la orgánica partidaria. La soberbia en el hacer política es un daño grande…no te deja ver bajo el agua, te confunde, te da metrallas de palo, no te deja leer la revolución. Como dije al comienzo la memoria nos orienta en el hacer política, sino fuera así Lenin tendría que borrar los “dos pasos para atrás y uno para adelante”. El Pleno del Comité Central del Partido Comunista año 1977 nos enrostro un vacío histórico. Hicimos revolución sin saber, sin tener como defenderla… Dirán los politólogos de hoy, que sigo arrastrando la misma carreta…claro que la arrastro y tengo que seguir arrastrándola, adecuándola a los caminos, a la lucha de clases. El Imperio nos sigue azotando con las mismas armas que les concede el poder por siempre obtenido, poder que lo mantiene incrustado no tanto por su fuerza, sino por nuestra enorme capacidad de desunirnos, de descalificar. El tener en la Cámara 8 diputados tiene su historia, un aprendizaje, un silabario político. Es un triunfo de la clase obrera y trabajadora.
No podemos olvidar que la fuerza y el poder factico, no ha dado media vuelta a los cuarteles, a los bancos, solamente ha retrocedido de espalda, mirándonos irónico, siempre de frente… A pesar de tener entre la UDI y Renovación Nacional 16 senadores,45 diputados, más vienen por otros lados. Y de yapa, más del 90% de los medios de comunicación…Igual tienen miedo… Los partidos políticos están y son donde los pone su clase El partido de Gladys, de Cipriano Pontigo lo encontraran siempre en el vientre de la clase obrera, en el intelecto de los trabajadores. Hablaba yo del pleno del Comité Central año 1977. Los viejos heroicos se pegaron la palma, del hueco enorme del hacer política de nuestra institución.
Y no solamente esa ausencia, sino que concluyo que habíamos sido políticamente derrotados. Es decir, al gobierno de la Unidad Popular le falto unidad de acción, entendimiento en el hacer de un nuevo país. Discusión “sin arrancarse con los tarros”. Le fallamos al pueblo de Chile…. Y estaba tan recontento.

En 1980, en Estocolmo Suecia, el Compañero Luis Corvalán le da inicio a la política de Rebelión Popular y de Masas. Es decir, el pueblo tiene el deber y el derecho a defenderse. Recuerdo lo antiguo, lo tengo tan actual como mañana. El hacer político de nuestra actividad en Suecia, lo que conozco y viví fue inmenso…Mesas redondas, conferencias, foros, aulas, barrios, peñas…Todo el partido para explicar por qué y fundamentos de la Política de Rebelión popular. Diciembre 1983…El Frente Patriótico Manuel Rodríguez cabalga por el Flaco país. Han pasado 6 años desde el pleno. No existía, no existe en Chile una fuerza en rebeldía que deja en un solo cuaderno y en la misma hoja, a todo el país sin luz…
Fue su carta de presentación. En lo personal siento…: Dos acciones y una consecuencia. Por falta de organización dos tareas fueron descubiertas y duelen todavía. Carrizal y Cajón del Maipo. El cabalgar del Frente, con todo su accionar, éxito o no éxito, sin lugar a duda nos tiene hoy ensimismado sacándole punta al lápiz para achuntarle justo a la escritura de la Nueva Carta Magna. La dictadura interpreto con justa razón que el Frente Patriótico Manuel Rodríguez tenía una injerencia, una influencia determinante en la población chilena… Y eso amenazaba seriamente los privilegios.

Había que hacer algo…Y lo hicieron. Cambiaron el estilo y las banderas, acuerdos secretos, chuecos, que tenían un hacer y un objetivo. El volver a una supuesta democracia y el aislamiento del Partido Comunista de Chile. Esta movida hedionda, obliga al partido a buscar otra forma de enfrentarse al fascismo. ” El uso de todas las formas de lucha.” No se podía usar metralla contra los hermanastros del hacha. 1987…4/5 años pasaron y parte del Frente abandona su militancia y sigue en la lucha armada. Para diferenciar le agregan “Autónomo”.
Nuevamente el Sentido Común, la experiencia, la memoria tiene una incidencia que duele. Un saludo Raúl Pellegrini, un honor y un entendido. Desearía con toda mi alma, con todo lo que me enseña la memoria de mi clase, que la gente que está por levantar un Chile nuevo entienda que la práctica del hacer político tiene tiempo en su maduración y conciencia. El desarrollo político orgánico de la clase trabajadora ha enseñado que, en tiempos muy críticos, cobardes, de huelgas y persecución, el poder que oprime, el capital, se preocupa solamente de su alcurnia;
La clase trabajadora se organiza, nacen las ollas comunes, la solidaridad, la fraternidad son las armas que se tienen… En los paros y huelgas obreras en Valparaíso, en Santiago, en las salitreras, en Atacama, las ollas comunes, la entretención, la cultura eran parte logística del trabajo en rebelión… En las cámaras legislativas no había, ni hay ollas comunes, la lucha es diferente pero no menos cruenta… No hay que usurpar lo ajeno, menos a los que tienen las manos de escofina. Hagan oposición, es necesaria una fuerte oposición, pero no se confundan de oponente.

Alejandro Fischer Alquinta Estocolmo


Descargar audio
Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

También te podría gustar...